IMPORTANCIA DE LA CERTIFICACIÓN

 Y RECERTIFICACIÓN DEL MÉDICO GENERAL

 

 

     La salud de la población mexicana depende en gran medida de los aproximadamente 160,000 médicos existentes en nuestro país, de los cuales más de 100,000 son médicos generales.

 

   El médico general ha de atender un 80 a 85% de los problemas de salud de la población a su cargo, resolver buena parte de ellos, referir oportunamente al especialista a aquel paciente que lo a merite y volver a hacerse cargo del cuidado de su salud una vez que éste último precisa o confirma el diagnóstico y prescribe lo que considera indicado.

 

   De sus conocimientos, habilidades, destrezas, actitud, humanismo y sentido de la responsabilidad, depende no solamente resolver satisfactoriamente las necesidades que en materia de salud tiene, o cree tener la población a su cargo, sino, en gran medida, el funcionamiento eficiente de todo el sistema, y en buena medida, la productividad del país.

 

   Sus deficiencias en cualquiera de los elementos que acabamos de mencionar, comprometen no solo la salida del paciente retrasando su recuperación, propiciando la cronicidad de su padecimiento, o bien dando lugar a secuelas, así como permitiendo que lleguen a los niveles segundo y tercero quienes debieron encontrar solución y por ende satisfacción, a sus demandas, en el primer nivel.

 

   Es evidente que para ejercer su profesión con eficiencia y calidad requiere estar debidamente actualizado en los avances de la medicina dentro del marco ético al que está obligado, en otras palabras, estar comprometido con su educación médica continua y contar con información sustentada por las ciencias médicas y no disponer únicamente de la información sesgada por intereses comerciales, como ha venido ocurriendo. Los médicos generales tienen la responsabilidad de resolver satisfactoriamente la mayor parte de los problemas de salud de la población y de referir oportunamente al especialista correspondiente a aquellos pacientes cuya atención demanda recursos diagnósticos y/o terapéuticos, que escapan a su competencia. En buena parte de los casos, una vez resuelto el problema que amerita la intervención del especialista, el médico general volverá a hacerse cargo de estos pacientes.

La forma que tiene la sociedad de asegurarse de que los médicos que deben atender su salud están debidamente capacitados por sus conocimientos, destrezas y habilidades y que ejercen su profesión respetando todos sus derechos es mediante el establecimiento de normas éticas de estricto cumplimiento.

 

   Esto se logra mediante un proceso de certificación por sus pares,integradas en los consejos médicos correspondientes, los que a su vez han de regirse por los Consejos Estatales de Medicina General.

Es importante relatar que durante el largo cuidadoso proceso de análisis, corrección e implementación del marco normativo, que ahora rige los procesos académicos de certificación y recertificación,se adoptó como base de referencia al Consejo Normativo Nacional de Especialidades, esto permitió beneficiarnos de los profundos e inteligentes análisis hechos durante los 25 años que llevó la consolidación del Comité Normativo de Especialidades y que ahora funciona extraordinariamente bien; cuya autoridad moral y académica están fuera de duda y, más importante aún, sus dictámenes, consideraciones y normatividad han sido adoptadas y aceptadas unánimemente por todos, absolutamente todos, los consejos de médicos especialistas del país.

 

   El proceso de certificación entre los médicos en México se inició en la década de los 60´s con el establecimiento del primer Consejo Médicos Especialistas, el de los patólogos. En la actualidad existen 47 consejos articulados en el Comité Normativo de Consejos de Especialidades Médicas. De conformidad con la información disponible. Se cuenta en el país con cerca de 85 mil especialistas. De ellos el 84%, es decir, cerca de 71,200 están certificados.

 

   Recientemente ha dado inicio, bajo la coordinación del Comité Normativo de Medicina General, del Consejo Nacional de Medicina General y de los Consejos Estatales correspondientes, el proceso de certificación de los médicos generales de nuestro país. Al contarse con la participación de la Academia Nacional de Medicina, de la Academia Mexicana de Cirugía y de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina como órgano asesor, el Comité Normativo de Medicina General podrá asegurar a la sociedad mexicana que los profesionales en el ejercicio de la medicina general,cuentan con los requerimientos necesarios para prestar una atención médica de calidad.

 

   Cada cinco años el médico general debe renovar la vigencia de su certificación (recertificación) para lo cual, además de comprobar que ha ejercido la medicina general durante ese periodo, requiere comprobar estar actualizado en los avances del conocimiento médico mediante la acreditación de haber aprobado los cursos y demás actividades de educación médica continua que cuentan con la evaluación, puntuación requerida y registro por el Subcomité de Educación Médica Continua de CONAMEGE, que está integrado por la Academia Nacional de Medicina, la Academia Mexicana de Cirugía, la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina y el Consejo Nacional de Medicina General.

 

   Las consideraciones anteriores impulsaron a la Academia Nacional de Medicina de México, A. C. a Academia Mexicana de Cirugía, A. C. organismos consultivos del Poder Ejecutivo, en misión de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina (AMFEM) y el Consejo Nacional de Medicina General a constituir en noviembre de 1999, el Comité Normativo Nacional de Medicina General.

 

   El Comité Normativo Nacional de Medicina General surge como una necesidad de garantizar a quien acude al médico general para recuperar la salud, preservarla o mejorarla. Siguiendo el ejemplo y aprovechando la experiencia que a lo largo de sus cerca de 40 años de existencia ha cosechado el Comité Normativo de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM).

 

   A partir de noviembre de 1999, en que fue integrado, después de revisar los Estatutos y Reglamentos de cada uno de los Consejos Estatales de Medicina General y del propio Consejo Nacional de Medicina General y lograr que cada uno de ellos lo reestructurara a fin de garantizar que su funcionamiento se ajustara a los principios de ética de la medicina, ha otorgado su reconocimiento de idoneidad a 31 Consejos Estatales.

 

   La autoridad moral que está logrando el Comité Normativo Nacional de Medicina General en la comunidad médica, así como en las Instituciones de Salud, de Educación Superior y de la Industria Químico Farmacéutica es cada vez mayor.

 

✧✧

Av. Rio Churubusco #168

Colonia  Prado

Delegación iztapalapa  México DF  CP 09480

Teléfonos:  55 45 006 180

                  55 52 437 538